Blogia
El Saloncito de Ross

Discaoacidad: viaje en cercanías, misión imposible

Discaoacidad: viaje en cercanías, misión imposible

La foto es de Ismael Lloréns
Por: Ismael_Llorens


En las redes de cercanías de Valencia y Alicante/Murcia no hay ningún tren de cercanías CIVIA al que las personas con discapacidad puedan acceder de manera autónoma. La altura de los andenes se convierte en una obstáculo difícil de salvar en muchas ocasiones.

Definitivamente soy un hombre de fe, si fe es creer en lo que no se ve. Aunque mi amigo Pepe dice que lo que soy es un ingenuo por creer lo que publica el BOE y se aprueba en las Cortes.

El caso es que me he enfrentado a algo que ha puesto a prueba mi fe. La cuestión radica en que hace unos días ocupó a los medios de comunicación la llegada del AVE a Valencia, que para diciembre será una realidad y los valencianos que nos movemos en silla de ruedas podremos desplazarnos a Madrid en una hora y media.

Ahora bien, si lo que se pretende es viajar en tren de cercanías la cuestión varía. En 2007 parió el ratón y se estableció legalmente que la altura de los andenes de cercanías seria de 68 cm, la misma de la entrada para silla de ruedas de los trenes CIVIA, que se fabrican desde el 2000. Eso es visión de futuro, pero no mucha, porque en 1984 una comisión de expertos a la que el Real Patronato encargó un estudio de accesibilidad de los transportes públicos ya decía que había que fijar la altura de andenes y adecuar la altura del acceso en los trenes de cercanías. Lo sé porque yo formé parte de ella, como experto en no poder acceder a los medios de transporte públicos.

Como la altura de los andenes de media distancia es de 76 no hay problema para acceder al tren CIVIA en esas estaciones, porque el suelo del vagón está 8 cm por debajo del andén, con lo que entrar al tren se entra, aunque te dejes los dientes. Cuestión distinta es abandonar el tren, porque el andén está 8 cm más alto que el vagón. Pero no pasa nada, si pones la silla de manera que la puerta no se pueda cerrar, el tren no puede arrancar y ya vendrá el maquinista, el revisor o el ministro del ramo para sacarte.

En las redes de cercanías de Valencia y Alicante/Murcia no hay ningún tren de cercanías CIVIA al que se pueda acceder de manera autónoma. La prueba del algodón se hace en las estaciones de pueblo, los paisanos hacen labores de costalero y te suben con la alegría que levantan el paso de la Virgen, en la confianza de que cuando el “cascao” llegue a la estación de Valencia le bajaran con la plataforma que se publicita en los medios. Pero nada más alejado de la realidad. La plataforma es para los trenes de larga y media distancia, si los solicitas con 12 horas de antelación. Si por una de aquellas te bajan porque el paisanaje amenaza con amotinarse por el atropello, puedes tener la completa seguridad de que a la vuelta no te subirán si en la estación de destino no hay plataforma. Y lo que es peor, en muchos casos se impide físicamente el acceso al tren aún cuando haya costaleros espontáneos dispuestos a subirte. Lo “jodido” es que lo hacen por tu seguridad. “Manda güevos”.

Confieso que no se qué situación es mejor, la anterior en que viajabas en la plataforma que hay entre dos vagones, leyendo todo el viaje el cartel donde se dice que ahí no se puede permanecer mientras que el tren esté en marcha porque es peligroso, o la actual en que ni te prestan los apoyos donde existen, ni te permiten acceder al tren a tu riesgo y ventura.

Lo que más me duele es que se pretenda preservar mi fe a base de propaganda. La prensa recogía recientemente la noticia de que se iban a efectuar obras de recrecimiento de dos andenes en la estación de Valencia, por valor de 472.000 euros, lo que no solucionará nada porque no habrá estación en la que poder bajar. En cercanías de Valencia y Alicante no se puede viajar a ninguna parte.

La situación en estos momentos es que en AVE se podrá viajar a Madrid, pero es imposible moverse entre las estaciones de: Alfafar Bunetusser, Massanassa, Catarrosa, El Romaní, Sollana, Taverns de La Valldigna, Xeraco, Platja y Grao de Gandía, Silla, Benifaió, Alzira, Carcaixent, La Pobla Llarga, Manuel, L´Alcudia, Montesa, Vallada, Moixent, Vara de Quart, Xirivella-Alqueríes, Loriguilla, Cheste, Chiva, Buñol, Ventamina, Siete Aguas, Rebollar, Requena, San Antonio de Requena, Utiel, Xirivella, Quart de Poblet, Gilet, Estivella-Albalat, Soneja, Segorbe, Navajas, Jérica-Viver, Caudiel, Valencia, Valencia Cabanyal, Roca-Cúper, Albuixech, Massalfassar-Albuixech, El Puig, Puzol, Los Vallès, La Llosa, Xilxes, Moncófar, Nules-Villavieja, Burriana, Vila-Real, Almazora y Albatera-Catral.. Lo mismo reza para las estaciones de cercanías de Alicante: San Vicente, San Gabriel, Torrellano, Elx, Crevillente, Albatera-Catral, Callosa de Segura y Orihuela.

Si al menos se conociera el calendario de adecuación de las estaciones de cercanías y de implantación de los trenes CIVIA, pero no. Ese documento, si es que existe, está clasificado como reservado y solo tienen acceso a él quienes forman parte de una comisión selecta. Más de tres años llevo investigando y no he podido conseguirlo.

Pensándolo bien la cosa está en que igual que los madrileños tendrán la playa a hora y media, los valencianos tendremos los trenes de cercanías a hora y media, en Madrid.

Artículo de Vicente Valero Sanchis. Velador por el cumplimiento de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad

En la imagen: “El CIVIA no para las personas con movilidad reducida en Valencia”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres