Blogia
El Saloncito de Ross

CRÓNICAS BICICRÍTICAS: De razones personales

CRÓNICAS BICICRÍTICAS: De razones personales

La foto es de Olga BerriosPor: olgaberrios/CanalSolidario.orgEl último jueves de cada mes, miles de bicis recorren Madrid haciendo visible el debate sobre cómo nos transportamos. Pero, ¿quiénes son esas personas que se suben a una bici para tomar la ciudad?, ¿por qué pedalean?


20.52 horas. Jueves, último del mes de julio de 2010. Paseo de la Castellana de Madrid. El asfalto se ha dividido en dos. En sentido sur, coches. En sentido norte, miles de personas patinando y pedaleando. La fotografía es simbólica: la bicicrítica propone otro camino, una alternativa sostenible de transporte en la ciudad.

bicicrítica madrid 29 julio 2010Es la cuarta bicicrítica de Fernando, aunque él lleva ya 20 años usando la bicicleta para moverse. Trabaja en un hotel y se ha “enganchado” a la reivindicación. A la altura del Paseo de la Castellana, mientras la masa de participantes se divierte haciendo olas, cuenta que lo mejor de esta iniciativa es “el ambiente“. ¿Lo peor? “Cómo se porta la gente. Que vayan por otra línea, que crucen peligrosamente”.

bicicrítica madrid 29 julio 2010Alcanzo a María José descendiendo hacia la Vaguada. Baja erguida, pero con las piernas muy separadas. De un patín a otro puede haber al menos metro y medio. María José es profesora de secundaria y lleva asistiendo dos años a la movilización. “Vengo por el carril bici, para que nos hagan un poquito de caso”, explica. “Lo que más me gusta es que haya algo que une a tanta gente y lo que menos es precisamente que no hay suficiente unión, que hay quienes se enfrentan con los que van en coche”.

bicicrítica madrid 29 julio 2010Lo que probablemente llama la atención de Cata en el grupo es que va con vestido. Tras sus gafas de sol, comenta que su profesión es diseñadora gráfica. Lleva nada menos que cuatro años sin separarse del pelotón bicicrítico. No falta a la cita. “Yo lo que quiero conseguir es hacernos ver. Respeto. La bici un medio de transporte alternativo, no sólo un deporte”. De todo lo que ha vivido, lo que más aprecia es “la cara de felicidad de los ciclistas y las caras de póker de los peatones”. También viene porque “es el único día del mes que me siento tranquila circulando en bici en Madrid”. Y no hay nada que no le guste de toda la bicicrítica. Me despido de ella ascendiendo por un carril lateral del trazado norte de la M30.

bicicrítica madrid 29 julio 2010Ya ha anochecido. De regreso a la Plaza de Castilla conozco a Fermín. Él trabaja en Teléfonica y lleva cuatro bicicríticas recorridas. “Me convenció un amigo que es un auténtico apóstol de la bicicleta. Sigo viniendo porque me encanta ejercitar mi derecho como ciclista”, dicen su boca y sus ojos serenos. Lo que menos aprecia es “ver a algunos peatones huir de las bicicletas, como cuando los ciclistas huimos de los coches: tenemos que comportarnos de otra manera”.

“Los medios han ninguneado este curioso fenómeno mucho”. Y añade: “Sin embargo, aunque no sea el corazón de la ciudad, es algo que consigue a unir a gente muy diferente cada mes”.

En la imagen, coches a un lado del Paseo de la Castellana de Madrid, bicis al otro

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres