Blogia
El Saloncito de Ross

UN VERANO PARA DISFRUTARLO TODOS ES UN VERANO ACCESIBLE

UN VERANO PARA DISFRUTARLO TODOS ES UN VERANO ACCESIBLE

La imagen es de Flockheart en Flickr
Por: Georgina Calvo/ CanalSolidari.org


De vacaciones, piensa en cuántas de las playas, hoteles o centros de ocio te has encontrado con personas con movilidad reducida u otras discapacidades. ¿Es frecuente que nos las encontremos en los espacios más turísticos? Un repaso sobre las posibilidades de este colectivo en época de vacaciones.

Con la llegada de las vacaciones no tenemos que olvidarnos de todas aquellas personas que tienes algún tipo de discapacidad y que, en muchas ocasiones, no lo tienen nada fácil a la hora de viajar aquí y allá o, simplemente, a la hora de ir a la playa.


Hemos hablado con Discapnet, una iniciativa cofinanciada por la Fundación ONCE y Technosite que trata de fomentar la integración social y laboral de las personas con discapacidad. Uno de los temas sobre los que Discapnet hace hincapié es en el de la accesibilidad y, en su sección de ocio podemos encontrar una guía de playas accesibles donde constan todas las playas de España y las facilidades y servicios que ofrecen a las personas con discapacidad.

El proyecto Discapnet ha podido identificar bastantes cambios favorables en los últimos años respecto a la accesibilidad, sobretodo desde que se empezó a publicar la guía, en el 2005: “Son sobre todo los ayuntamientos de las poblaciones los que más contactan con nosotros para que les aconsejemos sobre qué medidas pueden tomar y qué aspectos mejorar. Aún así, opinan que aún que mucho por hacer en materia de accesibilidad.

El problema principal detectado por la iniciativa de Discapnet es que “si se toman medidas para las personas con discapacidad, sólo se piensa en las que tienen problemas de movilidad, pero no para las que son sordas o ciegas: una rampa en un hotel no hace que este sea para todo el mundo accesible”.

En el caso de las playas españolas, sí que encontramos muchas con unos servicios mínimos. Con lo que más nos encontramos son las sillas anfibias, rampas de acceso, aseos y vestuarios adaptados. “También existen los paneles en braille, personal de apoyo en las playas o personas que puedan informar a las personas sordas en un barco, por ejemplo, pero estos últimos en una menor medida”, según Discapnet.

Pero no deben preocuparnos sólo las playas: “¿Cómo de cuidado está el entorno?, ¿Pueden acceder al bar a pie de playa para tomar una cerveza?, ¿Qué facilidades ofrecen los cines?...”

¿Un ejemplo de buena accesibilidad? Según Discapnet, el caso paradigmático en España sería Tenerife, donde “la gran mayoría de playas son accesibles, hay una gran oferta de residencias con estos servicios, mucha difusión de las habitaciones para personas con discapacidad… todo el entorno en sí está dotado de una gran accesibilidad”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres