Blogia
El Saloncito de Ross

CONDENADO A MUERTE POR SER HOMOSEXUAL

CONDENADO A MUERTE POR SER HOMOSEXUAL

 

 

 

 

 

 

20091021205015-iran-homosexualidad.jpg

 

 

 

Fuente: Santi - La Ciudad Perdida de Nivorg

Nemat Safavi es un chico de 19 años cuya vida pende de un finísimo hilo, mientras espera que el Tribunal Supremo de Irán ratifique la sentencia a muerte por horca que un tribunal local de Ardabil, ciudad de la provincia iraní de Azerbaiyán, le impuso hace 3 años. Sí, la sentencia lo condena a muerte. Porque Nemat es culpable de sodomía por haber mantenido una relación sexual con otro hombre cuando sólo contaba con 16 años.

Nemat podría ser tu hijo, tu hermano, tu amigo, tu sobrino, tu primo, tu nieto, tu vecino, tu compañero de clase, podría ser yo. ¿Te vas a quedar de brazos cruzados?

El domingo por la noche me llegó un e-mail de aviso a través de Facebook, donde se alertaba de esta noticia a los miembros de un grupo anti-homofobia en el que participo . El tema está muy verde todavía y casi nadie habla de él salvo por la noticia publicada el lunes en Universogay y la publicada hoy en Dos Manzanas. De hecho, no fue hasta el pasado viernes 16 que la publicación francesa Tetu.com rescató el asunto del apagón informativo. Al parecer el tema viene ya de lejos y por el indulto de Nemat, al que en realidad está obligado el Estado iraní en virtud de dos acuerdos multilaterales por los que se comprometió a proteger a los menores y a no condenarlos a muerte, si eran menores de edad en el momento de cometer el supuesto "delito", están presionando Amnistía Internacional, la ONU, el Parlamento Europeo y la Premio Nobel de la Paz Chirine Abedi.

Como cuenta Dos Manzanas y muchos recordamos, Irán tiene ya un largo historial de condenados a muerte por homosexualidad. El 23 de enero de 2008, dos chicos fueron ya sentenciados a muerte y otros cuatro a castigos físicos. También el 23 de enero de 2008, Hamzeh Chavi y Loghman Hamzehpour, dos jóvenes homosexuales de 18 y 19 años, fueron detenidos en Sardasht, también en el Azerbayán Iraní, y obligados mediante tortura a confesar que estaban enamorados, tras lo cual fueron acusados de sodomía y de ser ‘enemigos de Alá’, delito que se castiga con la horca. Según la publicación francesa Têtu, desde entonces, nada se sabe del destino que puedan haber corrido sus vidas.

El panorama es desalentador, pero eso no quita que desde aquí podamos presionar con los medios a nuestro alcance. Es más, estamos obligados a ello.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres