Blogia
El Saloncito de Ross

EN ESPAÑA SE PASA HAMBRE

EN ESPAÑA SE PASA HAMBRE

Cartel captación de voluntarios


Resumen de la entrevista publicada en Inspira a Jordi Peix, Vicepresidente de la Fundación Banc dels Aliments de Barcelona, organización que ha cumplido 25 años.


Entrevistamos a Jordi Peix, Vicepresidente de la Fundación Banc dels Aliments de Barcelona, una organización que acaba de cumplir 25 años de historia y que se fundó gracias a la colaboración de filántropos como Josep Torné, quién había puesto en marcha tres años antes la Fundació Roger Torné. Esa especial vinculación nos hace sentirnos doblemente agradecidos de la labor que ha desarrollado el Banc dels Aliments durante todos estos años.

UNICEF acaba de publicar un informe que afirma que uno de cada cuatro niños y niñas de nuestro país es pobre. ¿Está relacionada en nuestra sociedad la pobreza con el hambre? ¿Se pasa hambre en España?

En España, y especialmente en las grandes ciudades donde las desigualdades sociales se acentúan, se pasa hambre. Se considera hambre la escasez de alimentos básicos, que causan carestía y exclusión social. La falta de alimentos es un fenómeno muy grave, ya que afecta especialmente a los niños al incidir en su desarrollo, tanto físico como cultural, incidiendo en su integración social de ciudadanos de pleno derecho.

Hemos visto en su blog un precioso poema de Bertolt Brecht que habla de la visibilidad como primer paso para recibir ayuda. En ese sentido, ¿cree que en estos últimos años de estado de bienestar nos hemos olvidado de las personas que pasan necesidades? ¿Hemos cerrado los ojos?

La oferta de una sociedad del bienestar que ofreció la llegada de la democracia provocó el desinterés de parte de la población respecto a su participación en el socorro de los más necesitados, ya que suponían que era de una responsabilidad del gobierno. La crisis actual, que no hay que olvidar que se inició a finales del 2007 y se profundizó en 2008, ha provocado una fuerte reacción de la sociedad en la lucha contra la pobreza y el hambre. Los ciudadanos españoles han reaccionado asumiendo directamente responsabilidades. En todos los rincones de nuestro país se están constituyendo asociaciones para responder a la llamada de la pobreza, sin olvidar el rol fundamental de la familia para proteger a sus miembros afectados por la crisis. Los más afectados son los inmigrantes que carecen de este pilar fundamental de relación. Hay que abrir los ojos ante los pobres que recorren nuestra misma calle a la búsqueda de material para reciclar, de personas cuya vida pende de un hilo: de un hilo de cobre.

¿Cómo han cambiado las necesidades de la sociedad desde que se fundó el Banc dels Aliments hace ahora 25 años?

El Banc dels Aliments que ahora cumple 25 años, se ha refundado varias veces. Con los Juegos Olímpicos desaparecieron las barracas, justo cuando se inició un periodo de fuerte recesión y aumento de la pobreza y exclusión social. A finales de los noventa, el Banc dels Aliments hizo un gran esfuerzo para adaptarse a la mayor demanda de alimentos, e inició una nueva etapa generando una red solidaria, que partía de las industrias, plataformas logísticas y supermercados y finalizaba en las entidades benéficas que actúan globalmente sobre los problemas de las personas afectadas, no sólo en relación a la demanda de alimentos, sino también en el conjunto de sus necesidades. En Barcelona el fenómeno del barraquismo ha vuelto a aparecer, en las laderas del Tibidabo, pero también en los barrios cómo el de la moderna zona remodelada del 22@, donde se concentran almacenes de chatarra y agrupaciones de inmigrantes que viven en viejas naves industriales abandonadas. El Banc dels Aliments tiene como misión actuar mediante el voluntariado, que ofrece aquello que es más valioso, su tiempo y su entrega hacia los necesitados. Actualmente realiza su labor básica con 187 voluntarios permanentes y acoge a más de 7.000 voluntarios que responden a su llamada para actuaciones puntuales.

Brevemente, si alguien le pregunta qué es lo más importante que puede hacer para colaborar con el Banc dels Aliments, ¿qué le diría?

En una sociedad en que la pobreza aumenta, despilfarrar es un escándalo. Es por ello que hay que tener una actitud valiente contra el despilfarro empezando por el propio hogar. El Banc dels Aliments está promocionando una red solidaria local en el barrio y en sus escuelas. Para colaborar con la acción del Banc dels Aliments en la lucha contra la pobreza le diría que se dirija hacia las entidades benéficas que actúan cerca de casa para que se integre en la lucha cotidiana contra la pobreza de proximidad, dónde se viven mejor los problemas reales de la exclusión social.

Leer en Inspira la entrevista al completo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres