Blogia
El Saloncito de Ross

Iniciativas locales para que nadie duerma en la calle en la Unión Europea

Iniciativas locales para que nadie duerma en la calle en la Unión Europea

La imagen es de Juan Lemus

Por: Ramon / Arrels Fundació

El Parlamento Europeo se ha comprometido: en 2015 ninguna persona debería vivir en la calle en la UE. Para hacerlo realidad deben ponerse en marcha medidas globales pero también es importante la acción local. Presentamos iniciativas contra el sinhogarismo que inspiran y generan debate.

 

En el calendario de la Unión Europea hay dos fechas importantes por lo que pueden llegar a significar: por un lado, el 2015 y la meta de acabar con el sinhogarismo en la Unión Europea; por otro, el 2020 y el objetivo marcado de reducir en 20 millones el número de personas empobrecidas en la UE. Para lograrlo hacen falta políticas integrales y coordinadas para todos los países de la Unión, que sepan llegar del espacio regional a las esferas y especificidades locales. Mientras la maquinaria europea se pone en marcha, a nivel local ya hay iniciativas interesantes y a tener en cuenta que pueden enriquecer el debate. Presentamos algunas:

Alojamiento primero, la apuesta de Dublin y Amsterdam
Conocida como Housing First, esta iniciativa proporciona a las personas que duermen en la calle un alojamiento, sin necesidad de condicionarlas a participar en un proceso socioeducatiu. La experiencia nació en los años 90 en Estados Unidos y empieza a funcionar en algunas ciudades europeas.

En Dublin, la Agencia para los Sin Hogar y el Departamento de Medio Ambiente impulsan el proyecto Camino a Casa, que proporciona alojamiento a largo plazo en lugar de alojamiento transitorio específico. En Amsterdam, el programa Discus se centra más en el comportamiento y las habilidades que en los desórdenes que puedan presentar las personas sin hogar y busca su compromiso con acciones como poner a su nombre un contrato semi-independiente de la vivienda. Todo esto, con un seguimiento integral de cada persona. En ciudades como París, Helsinki y Lisboa, las autoridades locales prevén poner en marcha el Housing First en los próximos años.

La atención desde la perspectiva de género en Graz (Austria)
Son varias las causas que llevan a las mujeres a vivir en la calle pero en Austria la más importante es la violencia de género. “Cuando la violencia doméstica se vuelve insoportable, las mujeres se ven forzadas a dejar su casa con las consecuencias personales, sociales y económicas que supone”, dice Micheala Gosch, del centro de mujeres de la ciudad de Graz. Este recurso surgió en el contexto de un programa contra la violencia de género impulsado por el Gobierno austriaco. En todo el país hay 26 centros con plazas para mujeres y sus hijos en diferentes condiciones: ancianas, inmigrantes, con discapacidad o con múltiples necesidades. El centro de Graz se centra en las mujeres sin hogar, proporcionando alojamiento temporal y acompañamiento individual para la recuperación y para que puedan ser autosuficientes.

Oslo: prevención del sinhogarismo desde la prisión
El Banco de Alojamiento Estatal de Noruega, la prisión de la región de Drammen y los municipios de la zona colaboran en una iniciativa que pretende asegurar que las personas privadas de libertad no lleguen a la calle cuando acaban la condena. Para hacerlo posible, todos los actores implicados empiezan a trabajar cuando la persona entra en prisión. El proyecto implica encontrar soluciones de vivienda, intentar recuperar la relación con la familia o buscar centros de rehabilitación para los casos de personas con enfermedades de adicción.

BASPA, la brigada policial de asistencia a personas sin hogar de París
La puso en marcha en 1954 la Prefactura de Policía de París inspirada en la acción de Abbé Pierre y, en estos años, ha evolucionado de una lógica de carácter represivo a otra de acompañamiento social. La Brigada de Asistencia a Personas sin Hogar (BASPA) funciona en París y el año 2009 atendió cerca de 54.000 personas. Su trabajo consiste en atender personas en la calle con necesidades de salud importantes, así como proponer alojamiento en el centro de asistencia para personas sin hogar que la misma BASPA gestiona y que tiene 145 plazas. El trabajo se hace en colaboración con el Samu Social, Cruz Roja, Médicos del Mundo y Emaús, entre otros.

La actuación en las estaciones ferroviarias de Roma y otras ciudades italianas
Por necesidad, y no por elección, muchas personas sin hogar duermen en las estaciones de tren italianas. En los últimos años, la compañía nacional ferroviaria del país ha creado, en las mismas estaciones, centros de apoyo y orientación para personas en exclusión que también sirven de lugar de encuentro para las entidades sociales que trabajan en la zona. Asimismo, se está trabajando para que las estaciones adopten códigos éticos en los que las personas sin hogar no se consideren un tema de seguridad sino social.

Habitact, iniciativas locales en red
Mostrar estrategias locales de lucha contra el sinhogarismo, intercambiar conocimientos y crear estructuras comunes para abordar retos parecidos. Es el objetivo de Habitact, un foro europeo creado hace un año para facilitar la cooperación europea entre entidades públicas locales sobre la cuestión de los diferentes enfoques existentes en la lucha contra el sinhogarismo. Once ciudades europeas forman parte de la plataforma, entre ellas Madrid y Vitoria.

Las experiencias anteriores se presentaron en el encuentro Sinhogarismo en espacios públicos y privados. Estrategias locales para encarar las diferentes caras del sinhogarismo organizado en junio por Feantsa, Habitact, el Comité de las Regiones y la Comisión Europea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres